La gente feliz lee y toma café - Agnès Martin-Lugand | Reseña

by - 11 junio



Sinopsis

«Tras la muerte de su marido y de su hija en un accidente, Diane lleva un año encerrada en casa, incapaz de retomar las riendas de su vida. Su único anclaje con el mundo real es Félix, su amigo y socio en el café literario La gente feliz lee y toma café, en el que Diane no ha vuelto a poner los pies.Decidida a darse una nueva oportunidad lejos de sus recuerdos, se instala en un pequeño pueblo de Irlanda, en una casa frente al mar. Los habitantes de Mulranny son alegres y amables, salvo Edward, su huraño y salvaje vecino, que la sacará de su indolencia despertando la ira, el odio y, muy a su pesar, la atracción. Pero ¿cómo enfrentarse a los nuevos sentimientos? Y luego, ¿qué hacer con ellos?».


Opinión personal

 Hablemos de depresión, de cómo un hecho que en un primer momento parece superable acabó cambiando tu mundo por completo. De cómo el no saber sobrellevar ese hecho tan significativo como la muerte de un ser querido puede llevarte a la perdición. Al aislamiento y rechazo.
Diane es un buen ejemplo de persona deprimida, de alguien aparentemente derrotado que no mira hacia adelante. Sin embargo, una parte de ella quiere superar su estado de abatimiento y continuar su vida. Para ello decide viajar a Irlanda, lugar al que su marido quería viajar. (Sí, no es muy coherente pero a la protagonista se le mete esa idea en la cabeza). Concretamente a Mulranny, un pueblo minúsculo que a primera vista carece de todo lo que Diane en su momento llamó hogar.
Aquí conocerá a su "encantador" vecino, Edward. El cual no pierde ocasión de sacarla de sus casillas, hasta que con el tiempo la bestia se va amansando.

En primer lugar decir que fue bastante decepcionante encontrar un título tan atrayente con una trama así. Entiendo de dónde sale el nombre, no es algo difícil de captar después de ser mencionado, pero resulta desalentador ver que no tiene nada que ver con el contenido.

Esta tiene un principio muy duro, muy frío y doloroso sumergiéndonos en la vida de Diane y sus penas. Lo cual me descolocó completamente, aunque he de admitir que en general el trato que recibe el trastorno se ha llevado bastante bien (a pesar de haber cambios muy precipitados en el proceso de recuperación y de no ahondar en detalles).

La trama en sí no me ha terminado de convencer. Creo que la idea era buena, tanto la depresión de Diane como la intervención de Edward en Irlanda. Incluso el tener un café literario daba muchísimo juego, pero en mi opinión no se ha sabido llevar.
La mayoría de los hechos se iban como venían pues la autora no hace mucho hincapié en lo principal y explica lo justo y necesario para que se entienda la acción.
Lo "bueno" de esto es que es una lectura ligera, sencilla y sin muchos embrollos que dificulten la lectura.

En lo que respecta a los personajes no tengo mucho que decir. Diane es un personaje que desde el principio está en constante evolución. Puede que demasiado rápida.
Edward, a pesar de ser un arisco irlandés adicto a la nicotina, también presenta cambios en su forma de ser tras la llegada de Diane. Y ahí nos quedamos, los demás personajes no se profundizan más, o no tanto como me habría gustado.

Si en vez de doscientas páginas fueran trescientas o trescientas cincuenta creo que daría para explicar ciertas decisiones de los protagonistas que no quedaron muy claras. Pero ya no hay remedio.

En conclusión, es una historia sencilla, ligera, con partes algo duras que muestran la impotencia y desesperación de una persona rota por dentro. Aun así, no me ha convencido del todo a pesar del potencial que podría haber tenido. Aunque claro, para gustos los colores.

★ ★ ★ ★ ★

Sobre la autora

Agnès Martin-Lugand es una novelista francesa de Saint-Malo. Su primera novela fue La gente feliz lee y toma café publicada en 2013. Además ha publicado El atelier de los deseos, La vie est facile ne t’inquiète pas y Désolée, je suis attendue.







You May Also Like

4 comentarios

  1. Pues a mi me llama la atención este libro, así que me lo apunto a la lista de pendientes, que yo de dramas si me gusta leer. Quiero libros que me provoquen sentimientos, aunque sea de rabia.
    ¡Felices lecturas!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola guapa!

    No se, no termina de llamarme, tal vez le de una oportunidad más adelante.
    Besitos.

    pd: Gracias por pasarte por mi blog, ya te sigo yo también. He intentando dejar un comentario en la iniciativa, pero no he podido, no se si será por la conexión o qué, por eso te lo dejo aquí.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Es una pena que te haya decepcionado. Lo cierto es que no conocía el libro, pero entiendo el por qué no ha sido de tu gusto. No tiene una trama que me llame mucho la atención, así que lo dejaré pasar, en especial teniendo en cuenta tu experiencia.
    Espero que disfrutes tu próxima lectura.
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Pero bueno, qué reseña tan colorida, ¡qué maravilla! Una pena que el libro no esté a la altura de esos colorines tan vivaces y alegres. No estoy yo muy para dramas y menos si los personajes no están bien perfilados y la historia promete algo que no cumple. Una pena que haya sido tan decepcionante :c
    ¡Besitos sonámbulos! ★🌙

    ResponderEliminar