El abismo | Reseñas

by - 03 julio


Sinopsis

Caden Bosch viaja en un barco que lo lleva al punto más profundo de la Tierra: el abismo Challenger, en la fosa de las Marianas. Pero al mismo tiempo, Caden Bosch es un alumno brillante de secundaria que ya no se comporta como los demás. Algo está cambiando en su cabeza. Caden es dos personas a la vez. Sus antiguos amigos creen que se ha vuelto loco. Y debe viajar al rincón más hondo de su mente, cueste lo que cueste... para salir a flote.


Opinión personal

El libro nos habla de Caden, un chico de quince años como muchos otros, pero éste tiene una peculiaridad: vive en dos mundos. Uno en el que es un tripulante de una embarcación en las Fosas de las Marinas junto con un capitán antipático, una tripulación distante y egoísta y todo lo que a Caden se le ocurra. Por otra parte está el mundo real, ese del que se imagina situaciones que nadie más percibe.
Aparentemente ambos mundos no tienen ninguna relación, pero con el paso de las páginas ambos se verán cada vez más cercanos a él. Pues lo que ocurra en la vida real afecta directamente al mundo imaginario en las profundidades del mar.

La verdad es que a mi no me llamaba nada el libro, empezando por sinopsis, pero leyendo algunas reseñas vi que las críticas eran bastante buenas. Así que sin muchas ganas pero con la curiosidad por las nubes empecé a leerlo. Y menuda sorpresa.
La verdad es que al principio me perdía muchísimo y no hacía más que preguntarme de qué iba el libro. Con los cambios de mundo especialmente, pero poco a poco fui cogiendo el hilo de la trama y a verlo con otros ojos. Porque merece la pena intentar verlo con otros ojos.

Una de las motivaciones que tuve para seguir fue que quería ver cómo se trataba la enfermedad de la que tanto había leído. Y encontrarme con una historia tan personal y profunda me ha removido por dentro. Porque no es una historia más en la que una enfermedad es manipulada al antojo del escritor, es más bien todo lo contrario. El escritor se presta a describir de la manera más fiel y respetuosa un tema tan delicado.

El protagonista sufre una enfermedad mental, una que hace que viva dos mundos como dos realidades. Pero esto no le impide ser un chico con inquietudes adolescentes e inseguridades. Un chico que lucha dos guerras a la vez. Por eso sus ganas de superación a pesar de las dificultades, de la incomprensión que siente me han llegado como un bofetada de realidad. Básicamente es un personaje del que enamorarse desde el primer momento.

Por ponerle alguna pega, además del lío que me ha hecho al principio para entender lo que ocurría, sería que realmente no conocemos a los personajes. No como me hubiera gustado. Porque aunque nos introduzcamos en la mente de Caden de una forma indescriptible no sabemos como es más allá de lo relacionado con la enfermedad. Lo mismo ocurre con los demás personajes.
También algunos capítulos se me hicieron interminables y muy pesados. Pero aún con los mini-defectos o carencias que pueda tener es un libro que te envuelve al completo de emociones, tanto positivas como desgarradoras.
Sin mencionar la nota de autor que consigue ponerte la piel de gallina con cada palabra.

Resumiendo, El abismo ha sido una de las lecturas del año que más me ha sorprendido tanto por el tema que se trata como por la forma en la que se trata. Lleno de sentimiento y sensibilidad, solo como Neal Shusterman sabe plasmar.

★ ★ ★ ★ 

Sobre la autor


 Neal Shusterman es un escritor superventas estadounidense con una reconocida trayectoria en el ámbito de la literatura infantil y juvenil. Conocido principalmente por la saga distópica Desconexión, la trilogía Everlost y La trilogía de los Accelerati, publicadas por Anaya.








También puede interesarte

0 comentarios